Madama Butterfly (Puccini). Palm Beach Opera Marzo 23, 24 2007

por Luis Angel Catoni

 

Como final a su temporada de hogaño Palm Beach Opera aposto por la siempre popular Madama Butterfly. Curiosamente ha sido el invierno de esta opera en la Florida, pues ademas de las funciones en Sarasota que recientemente comente, ese mismo fin de semana se representaba en Orlando.

Dos solidos repartos se reunieron para estas funciones, dirigidas por el director musical y artistico de la compañia, el Maestro Bruno Aprea, que sigue mostrandose como un conocedor del repertorio, dirigiendo con firmeza y autoridad la muy notable Palm Beach Opera Orchestra. Estuvo atento a los muchos detalles de la musica y las necesidades de sus cantantes. Los tiempos fueron un tanto lentos, en especial para el segundo reparto, aunque nunca pesantes ni carentes de tension. El coro dio su mejor orestacion esta temporada y se despidio con la esperanza de que se vuelva al nivel de temporadas anteriores

La produccion era la ya conocida, diseñada y originalmente dirigida por Attilio Colonello. Tiene un cierto caracter japones pero presenta dos enormes problemas. El primero... es inmensa! El espacio es enorme y Butterfly pide intimidad. No hay una clara separacion de donde es donde y que es que, donde es interior o exterior, donde hay puertas, portales, ventanas, jardines, balcones, interiores y exteriores. Eso desde luego no ayudo al director Minoru Togawa, que se esmero en los detalles usando los abanicos, pero fallo en el bloqueo basico del espectaculo y los detalles que emanan directamente del libretto. En un momento Suzuki desaparece por detras de un biombo, para poco despues aparecer por el lateral fondo izquierda. Los detalles tan señalados de la casa de Butterfly pasaron practicamente desapercibidos. La muerte de Butterfly y su incorpooracion al final ocurrieron con ella de cara al fondo del escenario, perdiendo mucho de su posible impacto. Y todo ello ocurrio con Suzuki alli ocupandose del niño mientras Cio-Cio-San se suicidaba, asi que ni hubo venda ni banderita americana. Lo que se hizo para poner emocion al drama corrio a cargo de los artistas. La obra se ofrecio en tres actos pero con telon tras el segundo y sin intermedio. En un teatro de provincias de EEUU esto plantea un problema ya que el publico cree que mientras el telon este bajo es hora de hablar y la mayor parte del preludio del tercer acto (interludio en este caso) tuvo al publico de charla. y claro, como es de rigor, al final de la obra se abucheo graciosamente a los respectivos Pinkerton, los malos de la pelicula. Vaya, parece que ir a la opera es como ir al cine en sesion doble un sabado o domingo tarde a ver pelicular westerns, a abuchear a los indios y alentar a los vaqueros. Cosas..... Lo malo es que supongo que el artista que lo ha dado todo debe sentirse fatal tras un abucheo asi.

De la larga lista de secundarios algunos merecen especial mencion. Tom Corbeil fue un Comisario Imperial de voz solida y rotunda, aunque la noche del estreno se anticipo en una entrada y gracias a la rapida reaccion del Mtro. Aprea la cosa no paso a mayores. Ceci Grasso Dadisman vistio muy bien a Kate Pinkerton y dio caracter a sus pocas frases. Brian Mulligan (Marzo 23) y Andrew Darling (Marzo 24) fueron ambos muy buenos Yamadori. De hecho Mulligan sonaba mucho mejor que el baritono que hacia el Sharples y ello demostros ser cierto cuando el asumio el papel principal en el segundo reparto. Eduardo Aladren fue un excelente Goro, cuidadoso con todos los detalles, danto caracter a su emision vocal y muy atento a la accion. Perry L. Brown fue un amenazador Bonzo, con una voz oscura, tronante y cavernosa y no menor autoridad en escena. Uno de los mejores que he visto, uno comprende como toda su familia se someta sin rechistar a lo que dice este hombre.

Mika Shigematsu fue una mas que eficiente Suzuki, con voz mas que suficiente, su voz fundiendose bien con ambas sopranos en sus fragmentos juntas, incluido el famoso duo de las flores.

Robert Gardner (Marzo 23) fue un Sharpless decepcionante. Este papel requiere quizas mas que ningun otro de los que Puccini escribiera para el baritono una gran calidad artistica. No tiene momentos vocalmente espectaculares pero a el y a Butterfly pertenecen el que es, en mi opinion, el mas sublime y trascendental momento de la obra, el duo de la carta. Ha de haber quimica entre ambos artistas y ello falto a pesar de las prestaciones de dos excelentes Butterflys. Sharpless debe dar forma, color, debe frasear al extremo cada linea, cada frase, cada palabra, cada gesto para crear ese gran climax. Apenas pude encontrar interes en lo que cantaba. Recuerdo el artista que lo hizo en Sarasota, con un instrumento vocal de menor interes pero muchisimo mas involucrado en lo que estaba pasando. No le ayudo mucho la direccion escenica tampoco. El dia 24 Mulligan se hizo cargo del rol y estuvo mucho mejor. Todavia hay trabajo a hacer y madurez por ganar pero al menos esta en el camino adecuado.

Hace unos años tuve una muy agradable sorpresa al escuchar a James Valenti (Pinkerton, Marzo 23), entonces anunciado para una Lucia en Miami, en una transmision de L'Elisir d'Amore desde la Academy of Vocal Arts de Filadelfia. Se trataba de una voz lirica, fresca, limpia y bella con buen fraseo y conocimiento del estilo belcantista. Esa impresion no se confirmo en la Lucia, en la que me decepciono, como fue decepcionante toda la funcion. Pero ahora volvi a escuchar la voz lirica brillante que se proyecto con facilidad a toda la sala y se comunico con el publico. Le ayudaba, claro, ser dirigido por alguien que sabe de que va la musica. Incluso hizo buena pareja con su Cio-Cio-San ya que esta era bastante alta pero no le sobrapasaba, al contrario. Desde luego un tenor interesante cuya pista vale la pena seguir. Bryan Hymel (Marzo 24) tiene un vibrato en su voz que parecio molestar a algunos. A mi no. Aunque muy evidente, no empaño su trabajo y, como su voz tiene un color mas oscuro y mayor cuerpo, creo que podra a la larga afrontar con exito papeles algo mas pesantes. No tiene la cualidad estrictamente italiana evidente en Valenti, pero su Pinkerton no fue nada menos que valido en su conjunto y brillante en muchos momentos. Tambien le seguire la pista

Estaba muy interesado por ver a Carla Maria Izzo, pero se indispuso en lso ensayos y Julie Makerov, a quien habia visto hacia apenas tres semanas en Sarasota en el rol, tomo su lugar el dia 23. Por un lado me senti decepcionado pues siempre me interesa conocer artistas nuevos. Por otro me alegre pues tuve oportunidad de ver otra vez a Makerov en su esplendida geisha y ademas en un teatro mucho mas grande lo cual la beneficio en varias maneras. Su voz ancha flota mucho mas libremente y adquiere colores muy bellos que no se apreciaban tanto en un teatro mas pequeño y los armonicos dan a su timbre una brillantez particular. Seguia siendo una voz algo pesante para el primer acto. Tampoco ahora subio al re bemol al final de la salida quedandose en el si bemol opcional, pero su personaje fue exquisitamente dibujado tanto musical como artisticamente. Ya en Sarasota le note algo de cortedad en el registro agudo y debo decir que ello fue aun mas evidente aqui, donde apenas se tocaban las notas agudas o si se aguantaban resultaban muchas veces calantes. Pero ello pasa a segundo plano cuando en muchisimos otros momentos su gran capacidad artistica compensa con creces esta deficiencia.

Pero la traca de las funciones llego el dia 24 con la Butterfly de la joven soprano Latonia Moore. Ha nacido una diva! He aqui una voz bellisima, uniforme a lo largo de toda su tesitura, con un agudo radiante y un grave solido. Uan voz que puede cantar y frasear maravillosamente con una cuasi perfecta diccion italiana (hubo un par de lapsus en el texto, pero eso son cosas del vivo) que cautivo al publico desde el principio y se llevo sonoras ovaciones a lo largo de la noche. No es muy alta y es algo entradita en carnes pero... ME IMPORTA UN COMINO!!!!!! Esta dama representa lo que la opera es para mi, la creacion de un personaje sobre todo a traves de la voz y la musica. Una voz de verdad que creo que se podra equiparar a las grandes divas de la historia que estan en la mente de todos pero que ahora parecen extintas. Van a oir hablar y mucho de Latonia Moore... hasta que algun director decida que no puede llevar un vestidito corto y la vete en una produccion. Espero no vivir para ver repetido el incidente de Deborah Voigt. A pesar de todo Latonia Moore se desenvuelve decentemente sobre el escenario y esta muy atenta a entregarse completamente en ese sentido. Pero sera una diva por su voz, su musicalidad, su capacidad artistica y su cualidad innata para ser una de las grandes estrella de la opera de nuestros tiempos. El tiempo, espero, me dara la razon.

Como complemento al fin de semana "Butterfly" en West Palm Beach tuve la oportunidad de asistir a una funcion de la serie de "funciones familiares". Aunque PBO ha presentado por bastantes años versiones abreviadas de las operas dedicadas al publico joven (recuerdo hace mucho una Carmen protagonizada por una entonces jovencisima Beth Clayton) el actual formato se adopto hace muy pocos años con el proposito de hacer la opera aun mas atractiva a los niños. Me han llegado rumores de que los cortes presupuestarios de la compañia pueden llevar a abolir la serie, y seria una pena porque yo, que he sido testigo e incluso he formado parte de intentos de acercar la opera a los publicos mas jovenes encontre este formato sumamente atractivo y cautivante y ademas con un gran potencial. Aparte de que a los padres se les debe advertir que hay niños que sencillamente son demasiado jovenes para este tipo de experiencia (vi a algunos que no aparentaban tener mas de tres o cuatro años para los cuales, por supuesto, la experiencia no resultaba adecuada, se impacientaron y se pusieron impertinentes molestando a los otros mayores que estaban muy atentos y receptivos al aespectaculo) y que quizas no es Madama Butterfly la obra mas adecuada para este tipo de presentacion (no solo por su contendido argumental que acaba en un suicidio lo cual parece pedir cierta madurez, sino porque carece de una accion espectacular y se basa muy directamente en el texto y en la musica) fue este un espectaculo muy bello ditigido hacia y en muchos aspectos protagonizado por los niños. Antes de empezar el espectaculo el vestibulo estaba lleno de actividad, con musicos tocando sus instrumentos para que los niños los pudieran observar de cerca, varios de los personajes de la obra, vestidos y maquillados, deambulaban por alli y entraban en amena conversacion con los niños, en un sitio habia una larga cola para que los niños se pudieran someer a un maquillaje de teatro, en otro habia juegos relacionados con la opera, en fin, uan verdadera feria. Una vez dentro y a punto de empezar el espectaculo aparece el Gran Poochini (pronunciado como el compositor) que es el personaje clave de esta serie. Se trata de un gran muleco tipo Disney en forma de perro (pooch en ingles es una palabra simpatica para perro familiar) que aparece vestido de etiqueta y que se pasea por la platea antes de subir al escenario. Tiene su cancion tema que ya ha calado entre los habituales pues eran muchos los asistentes que ya la coreaban. Una vez en escena presenta al director de orquesta y al narrador, y empieza la funcion. Se ofrecieron unos 90 minutos de musica empezando con "Dovunque al mondo" hasta el final de la salida de Butterfly, luego todo el gran duo de amor para acabar en un intermedio. La sefunda parte ofrecio "Un bel di", el duo de las flores y casi todo el tercer acto. Los vacios fueron rellenados por el narrador y parte de la accion se iba resumiendo en una pantomima, Desde luego todas las partes cantadas tenian sus sobretitulos. En resumen, creo que fue una experiencia muy positiva para los que la vivimos y seria una pena que estas funciones desapareciaren. Creo que, al contrario, se deberia encontrar un patrocinador y llegar a un acuerdo con la Junta Escolar del condado y las escuelas privadas para hacer no una, sino varias de estas funciones con las obras adecuadas (incluso mas de una funcion diaria) llevando a los estudiantes en autobuses al teatro. Ello deberia ser una excelente manera de ir formando nuevos publicos y eso es MUY NECESARIO en Palm Beach.

En lo que se refiere a la funcion, fue dirigida por el director asistente Ramon Tebar que mostro gran capacidad de comunicarse con la orquesta e incluso poner su propio sello en una unica funcion en medio de la serie dirigida por Aprea. Los solistas eran en su mayoria los artistas residentes de Palm Beach Opera, incluyendo a la soprano Marianne Cope, que ofrecio una muy entregada y sensible lectura de la protagonista, Eduardo Aladren, aqui en el rol de primer tenor y la mezzo soprano Sarah Lambert como Suzuki. Albert Rudolf Lee fue Goro y Ceci Grasso Dadisman fue otra vez Kate Pinkerton, con Brian Muligan haciendose cargo de las pocas lineas que en esta version tuvo Sharpless.



HAPPY LISTENING / FELIZ ESCUCHA /FELICE ASCOLTO / FELIÇ ASCOLTAR
Luis Angel Catoni
barbiere@bellsouth.net
Ho da fare un dramma buffo e non trovo l'argomento.